Entrevista a Lautaro Ortiz

120

Con motivo del décimo aniversario de la actual etapa de la revista Fierro, entrevisté vía mail a su jefe de redacción, Lautaro Ortiz. El resultado es un interesante ida y vuelta en el que tocamos un montón de temas, y que levantó mucha polvareda en redes sociales. Aquí les comparto un fragmento: 

JH: Un libro de historieta hoy –algunas de la recopilaciones de las series que salieron en Fierro, por ejemplo- ronda tiradas de entre 1000 y 2000 ejemplares. La Fierro, tengo entendido, tiene una tirada -y una venta- mayor. ¿Cómo imaginás vos que es ese lector, que tal vez solo tenga conexión con la historieta a través de la revista? ¿Es a ellos donde principalmente se apunta?

LO: Es que una cosa es la revista y otra el libro. La historieta que busca ser libro es una cosa y otra la que por la revista y luego (como consecuencia) llega al formato libro. La historieta en una revista está cruzada por muchas otras lecturas. La historieta en una revista preserva de algún modo, esa idea del creador en estado puro, que lucha contra el tiempo, que está exigido por sus contemporáneos, que está viendo qué pasa a sus costados, etc. El ejercicio es otro que el trabajo hecho para un libro. El lector que nos interesa es el de la revista, no el del libro. El lector de revista sabe que tiene que esperar al mes siguiente, y no sabe qué pasará. La historieta en libro está bien, pero eso ya implica la idea de obra. Fierro (salvo con Fly Blues de Zarate-Sampayo yFantagás de Nine) no construyó esa idea.

Acá se ha cuestionado mucho las historias de “Continuará”, desde una lógica de la obra. Pensá que ningún otro arte tiene esa posibilidad, digo, que el lector sea testigo inmediato, que casi esté mirando por sobre los hombros del que está creando, que entre la creación y la publicación el tiempo sea breve en relación a lo que demora la creación y publicación de un libro. ¿Cómo no íbamos a buscar a ese lector? El lector de revista de historieta tiene otra mirada, en el libro de alguna manera el que lo lee sabe que el final llegará indefectiblemente a tanta cantidad de páginas, el que lee revista no sabe nada. Si nos hubiese interesado el lector de libros no habríamos hecho una revista, habríamos puesto nosotros una editorial donde editar obras, y no lo hicimos. En este sentido es curioso también, y es un tema a analizar y discutir: todas las pequeñas editoriales que surgieron en estos años o casi todas, tienen en su haber una historia que salió enFierro. Si Fierro es el lugar de concentración y difusión, ¿qué han aportado a esa difusión las editoriales? No lo sé, es sólo una pregunta, simplemente, cuando uno analiza el fenómeno de la historieta…

Pueden leer aquí la primera parte, y aquí la segunda y última.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s